Homilia

“¿Por qué permanecéis mirando al cielo? Este Jesús, que de entre ustedes ha sido llevado al cielo, volverá tal como lo han visto marchar” Hch 1,11 Por: fr. Edward Augusto Vélez Aponte, O.P. Por fe sabemos que la obra redentora de Jesús tiene como parte del camino su ascensión al cielo, ya que el fin será cuando cumpla plenamente la segunda venida, en la Parusía, al final de los tiempos. Ahora bien, si se trata de negar la ascensión como un hecho físico en primer lugar, no tenemos dato alguno para negar la narración de los Hechos de los Apóstoles,…
“Recibid el Espíritu Santo; a quienes les perdonéis los pecados, les quedan perdonados; a quienes se los retengáis, les quedan retenidos” Jn 20,19-23. Por: fr. Edward Augusto Vélez Aponte, O.P. La razón del hombre no comprende el misterio de Dios, pero si se puede vivir, pues si somos imagen y semejanza de él somos parte del misterio de Dios, ya que es un misterio reflejado en el misterio humano. Somos ese reflejo de Dios, somos cooperadores de la creación, es allí donde el Espíritu Santo nos lleva a la verdad. Más aun esto debe ser una realidad en la sociedad…
“El que me ama guardará mi palabra, y mi Padre lo amará, y vendremos a él y haremos morada en él”. Jn 14,23-29 Por: fr. Edward Augusto Vélez Aponte, O.P. La experiencia del Dios trinitario, es un hecho real que debe vivir todo creyente ¿pues que clase de Dios es el que amamos y le enseñamos al mundo? Pero como tal esta razón de nuestra fe se argumenta en la Presencia del Espíritu Santo en nuestra vida cotidiana. Todo hombre no puede vivir sin resolver la pregunta por Dios, ¿realmente Dios existe? ¿cómo es Dios? ¿este asunto de Dios es…
“Todos conocerán que son discípulos míos en una cosa: en que se tienen amor los unos a los otros”. Jn 13,31-33a.34-35 Por: fr. Edward Augusto Vélez Aponte, O.P. Una consecuencia imprescindible de la resurrección de Jesús es la vocación sobre el sentido de la vida eterna. Es así que la existencia humana no concluye con la muerte sino que se aguarda en el resucitado bajo su promesa: “El que come mi carne y bebe mi sangre tiene vida eterna, y yo le resucitaré el último día.”  –Jn 6,54–. No es posible entonces entender la Revelación de Dios en Jesús sin…
“Dijo Jesús: mis ovejas escuchan mi voz, y yo las conozco, y ellas me siguen, y yo les doy la vida eterna” Jn 10, 27-30 Por: fr. Edward Augusto Vélez Aponte, O.P. El buen pastor es aquel hombre que defiende y cuida a sus ovejas, aquel que por muchas que tenga no deja ninguna a mano de los lobos, sino que da la vida por cada una de ellas. De esta forma el Evangelio nos muestra la belleza de entender que Jesús es el buen pastor. La Gracia del resucitado ha llegado hasta nuestros días de muchas formas, pero eclesialmente…