San Vicente Ferrer, enséñanos a esperar en Dios

Viernes, 05 Mayo 2017 00:00 Escrito por 

«Entendedlo bien: si el dueño de casa supiese a qué hora iba a venir el ladrón, no dejaría que le abriesen un boquete en su casa». Lc 12,35-40

Por: Fray Edward Augusto Vélez Aponte, O.P.

Que la alegría de celebrar la fiesta del «ángel del apocalipsis» sea motivo de preparación para la vida eterna. No sabemos ni el día ni la hora, pero tan solo humanamente sabemos que un día hemos de partir; este debe ser un motivo de vida y no de muerte, ya que para nosotros como creyentes la alegría está en el retorno a Dios. Por ello no desgastemos fuerzas en ser felices en el más acá, cuando eso es una tarea imposible, ya que la sed insaciable de justicia y de verdad solo puede ser calmada en Dios en el más allá.

¡Feliz día de San Vicente Ferrer! pidamos a este gran santo para que levante su dedo índice hacia el cielo, con el que realizó muchos milagros e interceda ante Dios por nuestras necesidades temporales, para que sean restauradas y nos prepare mejor en un encuentro cara a cara con el Creador.

San Vicente Ferrer ayúdanos a conseguir una fe viva y sincera para valorar debidamente las cosas divinas, rectitud y pureza de costumbres como las que tú predicabas, y caridad ardiente para amar a Dios y al prójimo. Tú, que nunca dejaste sin consuelo a los que confían en ti, no nos olvides en nuestras penas. Intercede ante Dios Padre por nuestra salud del alma y del cuerpo. Ayúdanos a perseverar en el bien para que junto a ti podamos vivir en alegría la vida eterna. San Vicente Ferrer, enséñanos a esperar en Dios.

¡Que todo lo que hagamos sea siempre para Gloria de Dios Padre creador, Hijo redentor y Espíritu Santo santificador!

Inicia sesión para enviar comentarios