Las preguntas del Domingo: No soy uno más para Dios, soy único.

Sábado, 14 Septiembre 2019 18:20 Escrito por 

«Cuando todavía estaba lejos, su padre lo vio y se le conmovieron las entrañas; y, echando a correr, se le echó al cuello y lo cubrió de besos». Lc 15,1-32 Domingo XXIV Tiempo Ordinario Ciclo C.

Por: Fray Edward Augusto Vélez Aponte, O.P.

El Domingo es el día del Señor, permitámonos que el Evangelio nos hable con preguntas difíciles de responder para crecer en la Fe.

Preguntémonos a nosotros mismos: 

  • ¿Qué debo cambiar en mi para que pueda alegrarme de las verdaderas alegrías de los demás y no los envidie?

Cuestionémonos sobre la relación con los demás:

  • ¿Actuó siempre como un instrumento de Dios para que vuelvan a la vida aquellos que están lejos del Evangelio o me es indiferente hacerlo?

Interroguémonos sobre la relación que tenemos con Dios:

  • ¿Qué me falta para que finalmente me deje encontrar por Dios quien me busca como a su oveja perdida y no actúe haciéndome el desentendido?

¡Que todo lo que hagamos hoy y siempre, sea para el honor la gloria y la alabanza de Dios: Padre, Hijo y Espíritu Santo!

 

Inicia sesión para enviar comentarios