Las virtudes intelectuales

Martes, 20 Febrero 2018 00:00 Escrito por 

Por: Fray Edward Augusto Vélez Aponte, O.P.

¿Qué son las virtudes intelectuales? Son cualidades propias del hombre, que a partir de su naturaleza y esfuerzo personal, permiten que la persona conozca la verdad de las cosas. Dios ha puesto en el corazón del hombre el deseo y la necesidad de conocer la verdad. Por eso el hombre descubre la necesidad de buscarla siempre y no conformarse con nada. De esta manera las virtudes intelectuales conducen al hombre no solo a buscar la verdad temporal, sino a Dios como verdad absoluta. Y una vez conocida, el hombre debe vivir de acuerdo con ella y comunicarla a los demás.

¿Cuáles y cuantas son las virtudes intelectuales? Son seis, clasificadas en dos grupos. El primero se trata sobre las virtudes intelectuales teóricas; es decir la razón tiene por fin conocer la verdad sobre el ser. Y el segundo grupo pertenece a las virtudes intelectuales prácticas; donde la razón dirige la acción humana según la verdad sobre el bien. En síntesis, las teóricas ayudan a aprehender lo real como verdadero; las prácticas lo real como bueno. Su contenido es el siguiente:

Virtudes intelectuales teóricas:

  1. Virtud del intelecto.
  2. Virtud de la sabiduría.
  3. Virtud de la ciencia moral.

Virtudes intelectuales prácticas:

  1. Virtud de la sindéresis.
  2. Virtud de la prudencia
  3. Virtud del arte o técnica.

¿Es necesario buscar la verdad para poder vivir? Si, porque es una tendencia natural que hay en el hombre, esto se refleja en que no nos gusta que nos mientan y mucho menos conformarnos sin saber lo que realmente pasa, en el mundo, con las personas que amamos y no nosotros mismos. Es por eso que la actividad intelectual de la persona que busca la verdad, generando en ella las virtudes intelectuales. Es así que la adquisición de conocimientos verdaderos capacita para alcanzar otros más profundos o difíciles de comprender, por esa razón es necesaria la verdad para vivir y ser feliz.

¿Cómo una virtud que es intelectual me perfecciona moralmente? Hay que tener presente lo siguiente: El hecho de que adquiramos conocimientos nuevos, no hacen moralmente bueno al hombre, puesto que estos pueden emplearse para el bien o para el mal. Sin embargo, este conocimiento puede perfeccionar moralmente a la persona, si se usa para el bien; y así se convierte en el camino para conocer y amar más a Dios.

¡Que todo lo que hagamos sea siempre para honor y gloria de Dios Padre creador, Hijo redentor y Espíritu Santo santificador!

Inicia sesión para enviar comentarios