La virtud de la sindéresis

Martes, 10 Abril 2018 00:00 Escrito por 

Por: Fray Edward Augusto Vélez Aponte, O.P.

¿Qué es la sindéresis? Ella conocida como el hábito natural de los primeros principios, propio del orden de las virtudes intelectuales prácticas, por el que experimentamos y sabemos que debemos hacer el bien y evitar el mal de manera general.

¿Pero si conocemos el bien y el mal entonces no pecamos? Claro que si podemos pecar. La sindéresis indica que se debe evitar el mal y hacer el bien de manera general, más no señala en que situaciones específicas hacerlo, pues esto último es propio de la conciencia. Por tanto el pecado solo puede darse en hechos concretos y de esta forma podemos decir que somos conscientes de ellos, tanto que sabemos la gravedad de los mismos.

¿Entonces la sindéresis es la conciencia? No, porque la conciencia trata sobre juicios que realizamos sobre situaciones puntuales. La sindéresis en cambio es llamada protoconciencia porque es el inicio de la vida moral del hombre, ya que señala el bien y prohibir el mal de forma general.

¿Qué tipo de bien general indica la sindéresis? Indica cuatro bienes fundamentales: el cuidado de la vida, la procreación, la convivencia y la búsqueda de la verdad. Además ella señala la búsqueda de estos bienes de acuerdo con las virtudes; y aunque la sindéresis no las conozca sí sabe de sus fines.

¿Qué garantía tenemos que estos si son verdaderos bienes? La sindéresis por su condición natural nunca yerra, ella siempre señala el bien verdadero de manera general.

¿Estos bienes son comunes a todos los hombres? Si, la sindéresis es una virtud presente en todos los hombres, no se necesita creer en Dios para poder obedecerla. Como ella es parte de nuestra naturaleza, la virtud está en usarla con total libertad, no es una obligación que violente a la persona para hacer el bien y evitar el mal.

¿Qué pasa si decidimos no seguir los bienes de la sindéresis? Que actuamos en contra de nuestra propia naturaleza, no seriamos humanos. La sindéresis no se acaba, ella siempre está presente en nosotros aunque no sigamos sus indicaciones. Por ello ella es una esperanza latente de la vida moral para buscar el bien.

¿Cuáles son los problemas que no dejan vivir la sindéresis como una virtud? Son muchos, pero se puede resumir en tres problemas que son la raíz de una gran cadena:

  • El legalismo: Los discursos éticos de las normas y las leyes en general pretenden indicar lo que debemos hacer para vivir, dejando a un lado los bienes naturales indicados por la sindéresis. Pensemos por ejemplo, todas las leyes al igual que la sindéresis están promulgadas de manera general ¿Pero todas ellas son tan buenas que guían nuestra vida moral? ¿Son buenas las leyes sobre la pena de muerte? ¿Qué decir entonces sobre las que favorecen el aborto y la eutanasia? A veces promovemos las leyes como las rectoras de la verdad moral y ¿dónde dejamos entonces la búsqueda natural de la verdad? Esto no quiere decir que no debemos obedecer las leyes, todo lo contrario ellas están para favorecer lo que es natural a nosotros, pero parece ser que vivimos en el mundo al revés porque se promulgan normas en contra de nuestra naturaleza defendidas y enseñadas como buenas. 
  • La ecolatría: Es una tendencia de movimientos que ponen el rescate de la ecología como el centro de la vida (Deep ecology). Todas las especies tienen el mismo derecho que la especie humana a desarrollarse según su naturaleza. Esto elimina la diferencia ontológica entre el hombre y los demás seres vivos. Y se llega a casos tan absurdos como el de eliminar toda acción buena o mala del hombre respecto al mundo ¿Dónde queda el hombre como administrador de la creación?
  • La vida afectiva esquizofrénica: Muchas personas consideran que vale más la compañía y el supuesto afecto de una mascota que de un ser humano. De tal forma que tratan a los animales como personas considerándolas parte de la familia; y muchas veces se exigen ciertos derechos de estos animales como si fueran seres humanos ¿Entonces los animales tienen mas humanidad que nosotros los hombres?

¿Cómo vivir la sindéresis? Consiguiendo una vida virtuosa, mediante la apropiación de los cuatro bienes que ella indica de forma natural, como principios morales de vida.

¿La Iglesia habla de la sindéresis o este es un asunto filosófico? El término sindéresis puede ser extraño para muchos de nosotros, pero ha sido un tema del que han predicado muchos santos como San Juan Crisóstomo, San Alberto Magno, Santo Tomás de Aquino y San Buenaventura. Además hay muchos documentos magisteriales sobre este tema. Recientemente la Comisión Teológica Internacional del Vaticano, publicó un documento dedicado a la ley natural donde aparece la virtud de la sindéresis titulado: «En busca de una ética universal: nueva perspectiva sobre la ley natural». Este documento vale la pena leerlo y se encuentra muy fácil en las librerías católicas y gratis en el mundo del internet.

Y para nuestra reflexión final: ¿Si defendemos tanto la vida humana por qué somos tan poco virtuosos?

¡Que todo lo que hagamos sea siempre para honor y gloria de Dios Padre creador, Hijo redentor y Espíritu Santo santificador!

Inicia sesión para enviar comentarios