Las virtudes teologales

Martes, 01 Enero 2019 20:15 Escrito por 

Por: Fray Edward Augusto Vélez Aponte, O.P.

¿Qué son las virtudes teologales? Son virtudes que provienen solo de Dios, por eso también se les llama virtudes sobrenaturales. 

¿Qué función cumplen las virtudes teologales? El Catecismo de la Iglesia Católica lo explica muy bien: «Las virtudes teologales se refieren directamente a Dios. Disponen a los cristianos a vivir en relación con la Santísima Trinidad. Tienen como origen, motivo y objeto a Dios Uno y Trino» CEC 1812.

¿Cuál es la finalidad que cumplen las virtudes? Que el hombre pueda hacer sus tareas cotidianas con una ayuda sobrenatural para que su trabajo no solo sea bueno sino perfecto. Dios nos dio estas virtudes para que seamos capaces de actuar a lo divino, es decir como hijos de Dios.

¿Cuáles son las características de la virtudes teologales? Entre tantas podemos citar algunas fundamentales:

  • Son dones de Dios, no son logro ni fruto del hombre.
  • Las principales virtudes teologales son la fe, la esperanza y la caridad. Pero hay muchas mas que provienen solo de Dios.
  • Requieren nuestra colaboración libre y consciente para que se perfeccionen y crezcan.
  • No son virtudes teóricas, sino un modo de ser y de vivir.
  • La fe, la esperanza y la caridad van siempre juntas las tres virtudes.

¿En qué consiste la fe como virtud teologal? Es un don, una luz divina por la cual somos capaces de reconocer a Dios, ver su mano en cuanto nos sucede y ver las cosas como Él las ve. Por tanto, la fe no es un conocimiento teórico, abstracto, de doctrinas que debo aprender. La fe es la luz para poder entender las cosas de Dios.

¿En qué consiste la esperanza como virtud teologal? Es la virtud teologal por la cual deseamos a Dios como Bien Supremo y confiamos firmemente alcanzar la felicidad eterna y los medios para ello.

¿En qué consiste la caridad como virtud teologal? Es la virtud por la que podemos amar a Dios y a nuestros hermanos por Dios. Por la caridad y en la caridad, Dios nos hace partícipes de su propio ser que es Amor. Quienes han experimentado este amor han quedado satisfechos y han dejado todas las seguridades de la vida para corresponder a este amor de Dios.

¿Existe alguna relación entre las virtudes teologales que nos lleven por un mismo camino? Si y el camino de llama el seguimiento de Cristo. Las virtudes teologales nos introducen en el diálogo con Dios, pero sólo gracias a Cristo y mediante él. Cristo, eterna palabra del Padre, palabra de Dios dirigida a la humanidad, se convierte, de hecho, en nuestra verdad, en nuestro maestro, sólo mediante la fe. 

Las virtudes teologales nos ponen en íntima relación con Cristo, nuestro maestro, redentor y amigo. Ellas nos habilitan internamente para seguirlo. Al concedérnoslas, Dios nos invita y obliga a seguir a Cristo, ya que éste es para nosotros la única fuente de esta vida divina. Vivir según las virtudes teologales no es otra cosa que seguir realmente a Cristo, escucharlo, esperar en Él, tributarle un amor obediente.

¿Entonces las virtudes teologales son solo para los creyentes? Si, puesto que las virtudes hay que pedírselas a Dios para que él nos las conceda. Nadie nace con estas virtudes y tampoco quien las tiene posee la garantía de que nunca las perderá. Por ello hay que pedirlas diariamente en la oración. La fe, la esperanza y la caridad son la puerta de entrada para la vida teologal

Ahora reflexionemos: ¿Estas dispuesto a vivir y formarte en las virtudes teologales para que sea tu proyecto cristiano en el 2019? 

¡Que todo lo que hagamos hoy y siempre, sea para el honor la gloria y la alabanza de Dios: Padre, Hijo y Espíritu Santo!

Inicia sesión para enviar comentarios