La Fe teologal

Miércoles, 23 Enero 2019 14:14 Escrito por 

Por: Fray Edward Augusto Vélez Aponte, O.P.

¿Qué es la fe teologal? Es la misma Fe como virtud teológica, la cual es un Don sobrenatural que nos capacita para de reconocer a Dios y ver las cosas como él las ve. Por tanto, la fe teologal no es un conocimiento teórico de normas que se deben aprender.

¿Cuáles son las características esenciales de la Fe teologal? Hay muchas características que se pueden enumerar sobre la Fe teologal. Sin embargo las más importantes giran en torno a que nos permite un encuentro con Dios, a partir de su sencillez, vitalidad, experiencia, objetividad y compromiso.

  • La Fe es un encuentro con Dios: Con la fe el hombre responde libremente a ese encuentro con Dios entregándose a él con la inteligencia y la voluntad.
  • La Fe es sencilla: No está hecha de elucubraciones y discursos, sino de verdadera adhesión a Dios.
  • La Fe es vital: Cambia nuestra vida radicalmente y libre para el bien manteniéndonos en el verdad. 
  • La Fe es experiencial: Es un conocimiento de Dios en la intimidad. Los que tienen fe gozan de Dios. No es un sentimiento, sino un conocimiento del espíritu que Dios nos concede para intimar con Él.
  • La Fe es objetiva: No se queda a nivel subjetivo, intimista, sino que todos creemos en un Dios que se ha revelado a través de si Hijo, el cual queremos conocer y seguir en la Iglesia como una comunidad.
  • La Fe termina en compromiso: Compromete mi vida con Dios en la fidelidad a su voluntad, para defenderla con mi palabra y testimonio, alimentarla con la continua lectura de la Palabra de Dios y la vida activa sacramental.

¿Cómo sabemos que alguien vive la Fe teologal? Porque es una persona que a pesar de las dificultades o las alegrías nunca pierde la esperanza en Dios. Es más todos sus triunfos no los ve como propios sino como obra de Dios. Y si le llegara a suceder algo malo no culpa a Dios de esto, sino que sabe muy bien que en la libertad de nuestros actos pueden ocurrir muchas cosas; de ahí que la persona vea la necesidad de estar siempre acompañado de Dios. A pesar de las dificultades y de la enfermedad, el que tiene fe es una persona feliz.

¿Podemos vivir entonces de la sola Fe? No, la Fe es una virtud importante pero necesita de las demás virtudes porque no se basta a sí misma. Este es un error grande que pregonan los protestantes al enseñar que solo la Fe basta y lo demás sobra. Puesto que si fuera así no serían necesarios los Sacramentos, la Iglesia, los Santos, la Virgen María, los Ángeles y las demás virtudes y gracias que solo provienen de Dios. Si la Fe nos bastara para salvarnos entonces tampoco necesitaríamos de Jesucristo.

¿Qué gracias obtenemos de la Fe teologal en sentido práctico? En que como personas que somos nos perfecciona la inteligencia, puesto que esta virtud teologal es otra forma de conocimiento diferente a la razón humana. Como lo dice la carta encíclica Fides et Ratio que publicó San Juan Pablo II: «La fe y la razón son como las dos alas con las cuales el espíritu humano se eleva hacia la contemplación de la verdad. Dios ha puesto en el corazón del hombre el deseo de conocer la verdad y, en definitiva, de conocerle a Él para que, conociéndolo y amándolo, pueda alcanzar también la plena verdad sobre sí mismo» (Introducción).

Para nuestra reflexión: ¿Qué acciones concretas hago para acrecentar mi Fe? 

¡Que todo lo que hagamos hoy y siempre, sea para el honor la gloria y la alabanza de Dios: Padre, Hijo y Espíritu Santo!

Inicia sesión para enviar comentarios