Saber cuidar la Esperanza

Jueves, 07 Marzo 2019 18:06 Escrito por 

Por: Fray Edward Augusto Vélez Aponte, O.P.

¿Por qué se dice que se debe cuidar la Esperanza? Porque la Esperanza como virtud teologal, nos ha sido dada para que alcancemos la felicidad. Por tanto no solo debemos cuidarla sino pedirla.

¿Cómo se debe cuidar la Esperanza? El Papa Benedicto XVI nos enseñó en su encíclica Spe Salvi,cuatro puntos concretos para cultivar y alimentar la Esperanza: La oración, las acciones humanas, la justicia divina y el sufrimiento.

  • La oración: «Cuando ya nadie me escucha, Dios todavía me escucha. Si ya no hay nadie que pueda ayudarme, él puede ayudarme. Si me veo relegado a la extrema soledad el que reza nunca está totalmente solo» SpS 32.
  • Las acciones humanas: «Toda actuación seria y recta del hombre es esperanza en acción. Y es esperanza activa, con la cual luchamos para que el mundo llegue a ser un poco más luminoso y humano. Y solamente si sé que mi vida personal y la historia en su conjunto están custodiados por el poder indestructible del amor, puedo esperar» SpS 35.
  • La justicia divina: Es imposible que la injusticia de la historia sea la última palabra. Pero en su justicia está también la gracia no excluye la justicia. Al final, los malvados, en el banquete eterno, no se sentarán indistintamente a la mesa junto a las víctimas, como si no hubiera pasado nada. (Cf. SpS 43-44).
  • El sufrimiento: «Como lugar de aprendizaje de la esperanza. Conviene ciertamente hacer todo lo posible para disminuir el sufrimiento, sin embargo, lo que cura al hombre no es esquivar el sufrimiento, sino la capacidad de aceptar la tribulación, madurar en ella y encontrar en ella un sentido mediante la unión con Cristo, que ha sufrido con amor infinito» SpS 36.

Ahora reflexionemos con el corazón: ¿Cómo sabemos que vivimos esperanzados teologalmente y no desesperados?

¡Que todo lo que hagamos hoy y siempre, sea para el honor la gloria y la alabanza de Dios: Padre, Hijo y Espíritu Santo!

Inicia sesión para enviar comentarios